Viñedos

Nuestros viñedos, ubicados en pequeñas parcelas, se caracterizan por usar el tradicional sistema del emparrado y son cuidados con gran esmero, siguiendo los consejos de nuestros técnicos de viticultura para conseguir así la máxima calidad posible.

Bodega Leonor posee viñedos propios con una producción de 40.000 kg de uva para la elaboración de nuestro vino exclusivo.

Dichos viñedos se encuentran bajo la influencia de nuestro clima atlántico, de abundantes lluvias y brumas marítimas con temperaturas suaves en verano, no superiores a 30ºC y en invierno no inferiores a 0ºC.

Nuestros suelos son de origen granítico, franco arenosos que en combinación con nuestra climatología hace que la zona sea especialmente indicada para la producción de vinos blancos de alta calidad.

Para atenuar los efectos del clima en el viñedo, este se planta en parras a una altura aproximada de 1,70 m. evitando la humedad del suelo para no favorecer la aparición de enfermedades y aumentando la exposición solar.

Vendimia

Generalmente, la vendimia comienza a mediados de Septiembre, es manual y los racimos se depositan en cajas de 20 kg. para evitar que se aplasten y su calidad disminuya.

Una vez llegan a bodega, se analizan comprobando que cumplan los mínimos exigidos y son introducidos en la despalilladora para separar la uva del raspón. Por último, una prensa neumática, es la encargada de extraer el mosto.

Proceso de elaboración

Una vez obtenido el mosto, comienza el proceso de fermentación alcohólica, que se lleva a cabo en depósitos de acero inoxidable de 5.000 litros de capacidad.

Cuando ésta termina, empieza la fermentación maloláctica, que transforma los ácidos málicos en lácticos, evitando así una acidez excesiva.

Por último, el vino es estabilizado y embotellado.

El Albariño Leonor se elabora en su totalidad con uva 100% albariño, siguiendo un riguroso y esmerado proceso para garantizar su pureza varietal la esencia tradicional de los vinos originarios de la Comarca del Salnés.

Entorno

Las Rías Baixas es uno de los enclaves turísticos más importantes de Galicia, abarcando desde la Ría de Arousa al sur de la Ría de Pontevedra. Presenta un elevado dinamismo económico y demográfico, asentado en la frondosa belleza de sus paisajes y en la fama de sus arenales.

A estas cualidades orográficas debemos añadir una gastronomía que desarrolla la tradición de marineros y campesinos en una moderna red hostelera, una amplia oferta de actividades que hacen de este lugar uno de los mejores parajes del mundo para vivir.